Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

3 oct 2011 Pasado

El desempleo a principios del siglo XX. 1908-1939

Hasta el siglo XIX la mayoría de los analistas identificaban a los desempleados con inadaptados y vagabundos.

Desempleados protestando en las calles de Nueva York, 1909. George Grantham Bain, Biblioteca del Congreso


Un grupo de hombres desempleados protestando en las calles de Nueva York, 1909 George Grantham Bain, Biblioteca del Congreso

A principios del siglo XX la conciencia del problema aumentó radicalmente porque el desempleo empezó a convertirse en una epidemia, sobre todo después de la primera guerra mundial ya que la guerra había eliminado temporalmente el desempleo.

Desempleados en la cola del pan, 1910. Biblioteca del Congreso


Desempleados esperando en una cola para recibir pan, Nueva York. 1910 George Grantham Bain. Biblioteca del Congreso

En los años veinte hubo una recesión tras otra culminando en la Gran Depresión que destrozó la mayoría de las economías industriales. En Estados Unidos el desempleo aumentó afectando a casi una cuarta parte de la población trabajadora, mientras que la producción industrial se redujo a la mitad.

Mujeres desempleadas. Nueva York, 1933. Biblioteca del Congreso


Mujeres desempleadas y solas, demandando trabajo. Nueva York, 1933 World-Telegram. Biblioteca del Congreso

Los efectos a corto plazo fueron devastadores. El desempleo alcanzó cifras abrumadoras: 14 millones, el 25% de los trabajadores, en Estados Unidos, 6 millones en Alemania, 3 millones en Gran Bretaña y cifras comparativamente parecidas en numerosos países.

Snow Job. Distrito de Columbia, 1923. Shorpy


Si nieva, solicitar trabajo aquí. Distrito de Columbia, 1923 Shorpy

La crisis social favoreció el extremismo político y el temor real o figurado al avance de la agitación revolucionaria provocó en muchos países el auge de movimientos de la extrema derecha. Una historia que podría repetirse en la actualidad.

Mineros en paro, Illinois. 1939. Biblioteca del Congreso


Mineros en paro en la esquina de la calle principal de Herrin, Illinois. 1939 Biblioteca del Congreso

Happy News Cafe. Washington, 1937. Biblioteca del Congreso


Happy News Cafe. 1727 Seventh Street de Washington, 1937 Colección de Harris y Ewing. Biblioteca del Congreso

Era un lugar muy concurrido y el hecho de que todo el mundo podía comer a precios muy bajos, con un menú que costaba 9 centavos de dólar por persona, le hacía sin duda un lugar feliz sobre todo para los desempleados. El establecimiento Happy News Cafe fue patrocinado por la Fundación Bernarr MacFadden y, a través de ella, Salomón Michaux recogía todos los excedentes de alimentos cada día y los donaba para el beneficio de las familias pobres.

Bowery Mission, Nueva York. 1908. Biblioteca del Congreso


Café gratis para los desempleados en Bowery Mission, Nueva York. 1908 George Grantham Bain. Biblioteca del Congreso

Censo de desempleo. Washington, 1937. Biblioteca del Congreso


Responsable del censo de desempleo. Washington, 1937 Harris y Ewing. Biblioteca del Congreso

William L. Austin, Director de la Oficina del Censo de EE.UU, describe a John D. Biggers (a la derecha) el método de trabajo de la máquina de tabulación especial que utilizan para contar el número de desempleados mientras los trabajadores tabulan los cuestionarios de desempleo ya cumplimentados.

Documentos de trabajo, Boston. 1909. Biblioteca del Congreso


Solicitantes de los documentos de trabajo en Boston, Massachusetts. 1909 Biblioteca del Congreso

Pan o Revolución, 1914. Biblioteca del Congreso


Pan o Revolución, 1914 George Grantham Bain. Biblioteca del Congreso

Raciones de comida para desempleados, Nueva York. 1909. Biblioteca del Congreso


Raciones de alimentos para desempleados, Nueva York. 1909 George Grantham Bain. Biblioteca del Congreso

Manifestación. Nueva York, 1909. Biblioteca del Congreso


Manifestación de hombres desempleados, Nueva York. 1909 George Grantham Bain. Biblioteca del Congreso

Si te ha gustado este post también puede interesarte:

  • Perros para la guerra
  • La verdadera historia de Tippi Degré
  • Templo Meenakshi
  • Inundaciones Paris, 1910
  • Ya no usamos sombreros

  • Alexandra Freire

    todos sus articulos son increiblemente hermosos. me paso horas y horas contemplando estas imagenes

    • http://ibytes.es Cesar Fernandez

      Gracias Alexandra ;)