Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

Vapear es un estilo de vida

15 oct 2012 Pasado

El monorraíl en servicio más antiguo del mundo

En este tren viajó el último emperador alemán, Guillermo II, y también viajó… un elefante, Tuffi, que no aguantó el estrés y terminó arrasando el vagón donde se encontraba rompiendo varias ventanas para arrojarse desde una altura de 12 metros hasta el rio Wupper.

Saliendo de la estación. Life


Saliendo de la estación, 1951. Life

La ciudad de Wuppertal, en Alemania, es conocida por sus amplios espacios verdes, que ocupan dos tercios de la superficie total municipal, pero quizás es mucho mas conocida por su tren monorraíl de suspensión, conocido como Wuppertal Schwebebahn, el sistema de transporte por monorraíl en activo más antiguo del mundo. En este original tren viajó el último emperador alemán, Guillermo II, el 24 de octubre de 1900 y también viajó, 50 años mas tarde, un elefante, Tuffi, que no aguantó el estrés y terminó arrasando el vagón donde se encontraba rompiendo varias ventanas para arrojarse desde una altura de 12 metros hasta el rio Wupper.

El tren a su paso por la ciudad, en marzo de 1951. Walter Sanders, Life


El tren a su paso por la ciudad, en marzo de 1951 Walter Sanders, Life

El tren monorraíl fue diseñado por el ingeniero alemán Eugen Langen, que inicialmente planeaba realizarlo en Berlín, durante la década de 1880. La construcción comenzó en 1898 y 3 años mas tarde el ferrocarril entró en funcionamiento. El 24 de octubre de 1900, Guillermo II, emperador de Alemania, realizó el primer viaje en una prueba piloto de circulación y meses mas tarde, en 1901, el ferrocarril se puso en servicio. Para levantar sus estructuras de soporte y las estaciones se utilizaron mas de 19.000 toneladas de acero.

La ciudad celebraba el 50 aniversario del tren Wuppertal Schwebebahn, inaugurado en 1901. Walter Sanders, Life


La ciudad celebraba el 50 aniversario del tren Wuppertal Schwebebahn, inaugurado en 1901. Walter Sanders, Life

El Schwebebahn, impulsado por varios motores eléctricos que operan a 600 voltios DC, se desplaza por una ruta de 13,3 kilómetros de longitud y gran parte de su recorrido lo hace a una altura de unos 12 metros por encima de la superficie del río Wupper. El resto de la ruta, un poco mas de 3 kilómetros, transcurre 8 metros, aproximadamente, por encima de las calles de la ciudad. El viaje completo dura unos 30 minutos, con una velocidad media de 27 km/h y una velocidad máxima de 60 km/h.

Fotomontaje del elefante Tuffi saltando al vacío desde el monorrail suspendido de Wuppertal. Trams DownUnder


Fotomontaje del elefante Tuffi saltando al vacío desde el tren monorraíl suspendido de Wuppertal. Trams DownUnder

El 21 de julio de 1950, un elefante pasaba a la historia cuando saltó desde el tren monorraíl hasta el rió Wupper, 12 metros abajo. Ese día el director y propietario del circo Franz Althoff tuvo la peregrina idea de promocionar su espectáculo introduciendo al elefante “Tuffi” en el monorraíl Schwebebahn, junto a dos de sus hijos y una camarilla de fotógrafos, un medio de publicidad ideal, según él, para su circo. Tuffi asustada por los fotógrafos que competían por las mejores posiciones para obtener una buena fotografía y por las vaivenes del tren no aguantó el estrés y terminó arrasando el vagón donde se encontraba rompiendo varias ventanas para arrojarse desde una altura de 12 metros hasta el rio Wupper. El pánico estalló en el vagón y algunos pasajeros resultaron heridos. Tuffi fue rescatada del agua con heridas leves de las que se recuperó rápidamente y vivió una larga vida hasta su muerte, en 1989. El director del circo y el funcionario responsable, por haber permitido el viaje, fueron sometidos a juicio y condenados a abonar una fuerte multa.

A día de hoy todavía circula por la red una fotografía burdamente manipulada de la caída de Tuffi (imagen de arriba), ya que no existe ninguna imagen real del accidente a pesar de que el vagón estaba lleno de periodistas. La fotografía manipulada sirvió para imprimir miles de postales que se vendían en los comercios de la ciudad.

Un empresario local aprovechó el incidente para bautizar sus productos lácteos con el nombre de Tuffi. También el cantante de blues norteamericano Cory McDaniel, fundador del grupo The Tremors, compuso una canción en su honor.

El tren pasando por encima de la superficie del río Wupper. Walter Sanders, Life


El tren pasando por encima de la superficie del río Wupper, 1951. Walter Sanders, Life

El parque actual del monorraíl se compone de dos trenes construidos en la década de 1970. Los vagones son de 24 metros de longitud y 4 puertas, con 8 asientos y espacio para 130 pasajeros de pie. El 10 de noviembre de 2011 se firmó un contrato con Vossloh (un fabricante alemán de equipos de tracción eléctrica para vehículos de transporte) para suministrar 31 vehículos articulados nuevos y reemplazar los que se construyeron en la década de 1970, que serán construidos en Valencia.

Wuppertal Schwebebahn. Walter Sanders, Life


Wuppertal Schwebebahn, 1951. Walter Sanders, Life

El conductor del tren posa para el fotógrafo. Walter Sanders, Life


El conductor del tren posa para el fotógrafo, 1951. Walter Sanders, Life

Tren saliendo de la estación. Walter Sanders, Life


Tren saliendo de la estación, 1951 Walter Sanders, Life

El Kaiserwagen, el tren original utilizado por el emperador Guillermo II durante el viaje de prueba en 1900, fue reacondicionado y restaurado para reflejar el ambiente de la época y se utiliza en la actualidad para excursiones turísticas.

El tren sobre la ciudad sobrevuela un mercadillo callejero. Frizztext


El tren en la actualidad, a su paso sobre un mercadillo callejero. 28 de septiembre de 2008 Frizztext


Monorraíl Suspensión Railway, Wuppertal – Alemania

No te pierdas este vídeo con el recorrido del tren Schwebebahn de Wuppertal y un precioso viaje turístico en el “Kaiserwagen”, en un film producido por Bridge Video con música de Projekt System 12.

Si te ha gustado este post también puede interesarte:

  • El esqueleto del West Pier
  • Los dioses están locos
  • Estaciones abandonadas
  • Institución Smithsonian
  • Mi padre es un animal