Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

Vapear es un estilo de vida

28 ene 2012 Pasado

Volar no es sólo para pájaros

Un reportaje gráfico con 28 imágenes y las anécdotas mas curiosas de las personas que hicieron posible el sueño de volar.

Demostración del artilugio volador de Mme. Alberti en Boston. Boston Public Library


Demostración del artilugio volador de Mme. Alberti en Boston. Leslie Jones, Boston Public Library

La historia de la aviación no es solo describir la complejidad de las máquinas que se utilizaron, sino hablar también de los atrevidos pioneros que la hicieron posible. Pilotos, ingenieros y científicos que invirtieron su tiempo y su dinero en un sueño donde vivieron intensos momentos de triunfo pero también de tragedia. Un reportaje gráfico con 28 imágenes y las anécdotas mas curiosas de las personas que hicieron posible el sueño de volar.

Dirigible nº 3 de Alberto Santos-Dumont. Wikipedia


Dirigible nº 3 de Alberto Santos-Dumont, 1899. Wikipedia

Alberto Santos Dumont, inventor e ingeniero brasileño, fue el primer hombre en despegar a bordo de un avión impulsado por un motor aeronáutico. Aunque se suele considerar a los hermanos Wright como los primeros en realizar esta hazaña, Santos Dumont fue el primero que lo hizo bajo la supervisión oficial de especialistas. El 23 de octubre de 1906, voló cerca de 60 metros con su modelo 14-bis, en París. Cerca de un mes después repitió la hazaña delante de una multitud de testigos y recorrió 220 metros a una altura de 6 metros. El vuelo del 14-bis fue posiblemente la primera demostración pública de un vehículo despegando por sus propios medios, sin ser impulsado. Este despegue auto-impulsado es la razón por la que Santos Dumont es considerado, por parte de la comunidad científica y aeronáutica, como el “Padre de la aviación”.

En sus primeros años se dedicó a los globos con el interés de mejorarlos ya que en aquella época carecían de facilidad de manejo. Pensando en el problema de la maniobrabilidad y propulsión proyectó su globo nº 1, de forma alargada como un cigarro puro e impulsado por un motor de gasolina. El 20 de septiembre de 1898 realizó el primer vuelo de un globo autopropulsado, volando sobre París.

Dirigible nº 9 de Alberto Santos-Dumont. Paris, Francia en 1903. Wikipedia


Dirigible nº 9 de Alberto Santos-Dumont. Paris, Francia en 1903. Wikipedia

En abril de 1900, el magnate petrolero Henry Deutsch de la Meurthe, ofreció un premio de cien mil francos, una verdadera fortuna en aquella época, para la primera máquina capaz de volar desde el parque Saint Cloud hasta la Torre Eiffel, en París, la rodease y regresara al mismo punto inicial, en no más de 30 minutos. A este reto, se le denominó Premio Deutsch de la Meurthe. Santos Dumont realizó sus primeras pruebas con el dirigible nº 4 en septiembre e intentó ganar el premio a bordo del nº 5, pero un fallo del motor hizo que perdiera el control, chocando contra los árboles del parque Edmond de Rothschild. En un segundo intento, con la presencia de la Comisión Científica del Aeroclub de Francia, rodeó la torre Eiffel y continuó su camino de vuelta al parque Saint-Cloud pero el dirigible perdía hidrógeno y la hélice comenzó a cortar las cuerdas de suspensión lo que obligó a Santos Dumont a detener el motor. El globo se estrelló contra el tejado del hotel Trocadero, causando una gran explosión. Santos Dumont se salvó porque se amarró a la quilla del dirigible, quedando suspendido en el aire y colgado del edificio del hotel, siendo rescatado por los bomberos de París. Finalmente el 19 de octubre de 1901, realizó la prueba con el nº 6 y cruzó la línea de llegada en 29 minutos y 30 segundos. El premio de 129.000 francos que recibió, lo distribuyó entre su equipo y los empleados que tenía en París.

Entre 1902 y 1903 fabricó mas dirigibles, el dirigible nº 9 se hizo muy popular en París por su reducido tamaño y por las muchas demostraciones que realizó y se dice que lo usaba para ir de visita a la casa de sus amigos descendiendo en las calles para luego entrar a tomar algo en los cafés de París. Con el nº 10 amplió la capacidad a doce pasajeros. El nº 11 fue un bimotor que además tenía alas, el nº 12 era semejante a un helicóptero.

Alberto Santos-Dumont con su avión 14-Bis. Paris, 1906. Acepilots


Alberto Santos-Dumont con su avión 14-Bis. Paris, 1906. Acepilots

En 1906, realizó experiencias con el nº 13 y en ese mismo año construyó el nº 14 que utilizó para realizar los primeros intentos de vuelo con su primer avión el 14-bis que inicialmente despegaba acoplado a este dirigible. El 23 de octubre de ese mismo año, hizo un vuelo de 60 metros en el campo de Bagatelle, ganando la Copa Archdeacon, siendo considerada como la primera vez que una aeronave se movía y despegaba sin ningún tipo de ayuda. El 12 de noviembre de 1906, realizó un vuelo de 220 metros estableciendo el primer récord de distancia y ganando el premio Aeroclub de Francia. También construyó una aeronave nº 15 con alas de madera y la nº 17 y 18 que eran deslizadores acuáticos. En 1926, apeló a la Sociedad de Naciones para evitar la utilización de aviones como armas de guerra y ofreció diez mil francos para quien escribiera la mejor obra contra la utilización de estos aparatos con fines militares. En 1932 dio fin a su propia vida, ahorcándose, aunque aún hay dudas sobre la causa de su muerte.

El éxito de los vuelos de Santos Dumont y el hecho de que jamás patentó sus inventos con la intención de motivar las innovaciones aeronáuticas, incentivó a los ingenieros e inventores a desarrollar nuevos proyectos y contribuyó de manera decisiva para el futuro de la aviación.

Hubert Latham en un Antoinette, 1911. Librería del Congreso


Hubert Latham en un avión “Antoinette”, 1911. Librería del Congreso

Arthur Charles Hubert Latham fue un pionero francés de la aviación y la primera persona que intentó cruzar el Canal de la Mancha en un avión. Debido a un fallo del motor durante el primero de sus dos intentos de cruzar el Canal, se convirtió en la primera persona en aterrizar un avión en un cuerpo de agua, en 1909. El fuselaje se mantuvo a flote, por lo que encendió un cigarrillo y esperó su rescate. Latham se unió a la compañía de aviación Antoinette en febrero de 1909, compitiendo como piloto en toda Europa y los Estados Unidos, alcanzando gran fama a ambos lados del Atlántico. Estableció tres récords de altura entre 1909 y 1910, llegando a alcanzar los 1.384 metros de altitud.

Hubert Latham con un cigarrillo a los mandos de un Antoniette VII v2, 1911. Librería del Congreso


Hubert Latham con un cigarrillo en su boquilla de marfil a los mandos de un Antoniette VII v2, 1911. Librería del Congreso

Obtuvo todo tipo de records curiosos como el de Los Ángeles, en diciembre de 1910, donde uno de los ciudadanos más ricos de la ciudad le preguntó si consideraría ir a su finca para tratar de cazar patos silvestres desde su avión. Latham aceptó la propuesta y con una escopeta prestada se montó en el avión convirtiéndose así en la primera persona en cazar aves silvestres desde un avión. También fue la primera persona que fumó un cigarrillo mientras pilotaba, en mayo de 1909, al retirar las manos del volante, durante un vuelo, y sacar un cigarrillo de su pitillera de plata para fumárselo en su boquilla de marfil.

Con. Reinhardt in machine [glider] on track, 1911. Librería del Congreso


Con. Reinhardt in machine [glider] on track, 1911. Librería del Congreso

Louis Schreck en su Diapason II. 1911. CTIE


Louis Schreck en su Diapason II. 1911 CTIE

Louis Schreck fue un industrial autodidacta francés que produjo la mayoría de los hidroaviones de casco construidos en el mundo, hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Apasionado por la aviación, compró un biplano Wright, en 1908, y se matriculó en la escuela de vuelo. En 1910 desarrolla un curioso monoplano, el Diapason I, con el que no consigue despegar debido a su extraordinario peso, 750 kilos , demasiado para su motor Gnome de 50 HP. El despegue se dificultaba además por la estructura de las alas que generaban un tremendo efecto suelo. En octubre, decide sustituir el motor rotativo Gnome por otro de 90 CV y lo modifica creando el Diapason II, con el que finalmente consigue despegar, en febrero de 1911.

Louis Schreck en su Diapason II. Preparativos de vuelo, 1911. CTIE


Louis Schreck en su Diapason II. Preparativos de vuelo, 1911. CTIE

En 1912 comienza a diseñar hidroaviones y funda al año siguiente la Compañía Franco Británica de Aviación (FBA). Durante el verano de 1913 construye cinco prototipos de hidroaviones Tipo A, con motores de 70 a 80 CV, que tuvieron una alta acogida. Al acumularse los pedidos, construye una fábrica que ocupa 15.000m² en el Quai de Sena, desde la que sirve cientos de aeronaves. Al terminar la guerra, Luis Schreck recibió la Legión de Honor por sus servicios a Francia.

Roy Knabenshue en el California Arrow, diseñado por Thomas Scott Baldwin. San Louis, 1905. Librería del Congreso


El piloto Roy Knabenshue en el California Arrow, diseñado por Thomas Scott Baldwin. San Louis, 1904. Librería del Congreso

Thomas Scott Baldwin fue un pionero de la aeronáutica que sirvió en el Ejército de EEUU durante la Primera Guerra Mundial y el primer estadounidense que descendió en paracaídas desde un globo, en enero de 1885. En 1900, crea un globo motorizado utilizando un motor de motocicleta construido por Glenn Hammond Curtiss y una aerodinámica en forma de puro. Mas adelante diseña el dirigible ” California Arrow “, que realiza el primer vuelo circular en los Estados Unidos, el 3 de agosto de 1904. En 1910 diseñó su propio avión y fue construido por Glenn Hammond Curtiss con un motor Curtiss V-8 de 25 caballos. A finales de este año, forma una compañía de artistas aéreos con la que recorre varios países de Asia, dando a conocer los aviones por primera vez en muchos lugares. El grupo regresa a los Estados Unidos en la primavera de 1911.

Baldwin comenzó a probar un nuevo avión en Mineola, Nueva York, similar a los anteriores pero construido en tubo de acero en lugar de madera. El avión estaba impulsado por un motor Hall-Scott V8 de 60 caballos. Bautizó a sus nuevos aviones como “Red Devil” y en adelante cada uno de sus diseños tomaba ese nombre. Cuando Estados Unidos entra en la Primera Guerra Mundial, ingresa en la Sección de Aviación e inspecciona personalmente todas las embarcaciones más ligeras que el aire utilizadas por el Ejército y fue ascendido al rango de mayor. Después de la guerra, se unió a la Goodyear Tire and Rubber Company en Akron, Ohio, como diseñador y fabricante de dirigibles. Baldwin fue reconocido como el “Padre del dirigible estadounidense”.

AVRO Type F, diseñado por Alliott Verdon Roe, 1912. Verdon-Roe


AVRO Type F, diseñado por Alliott Verdon Roe, 1912. Verdon-Roe

Sir Edwin Alliott Verdon Roe fue un piloto pionero ingles y fabricante de aeronaves que en 1909 se convirtió en el primer aviador que pilotaba una máquina fabricada íntegramente en Inglaterra, un triplano en Walthamstow Marshes. Junto a su hermano Humphrey funda la AV Roe Aircraft Company (AVRO), en 1910. Con su modelo más popular, el 504, consiguió vender más de 8.300 unidades, principalmente a la Royal Flying Corps y más tarde a la Real Fuerza Aérea para el uso con unidades de entrenamiento. Su modelo Type F fue el primer avión del mundo con cabina totalmente cerrada, en 1912.

Claude Graham-White sobre su biplano Farman. Washington, 1910. Verdon-Roe


Claude Graham-White sobre su biplano Farman, a punto de aterrizar en la Executive Avenue. Washington, 1910. Verdon-Roe

Claude Grahame-White fue un pionero inglés de la aviación y el primero en realizar un vuelo nocturno, efectuado durante una carrera de Londres a Manchester organizada por el periódico Daily Mail, en abril de 1910. El 14 de octubre de ese año, Grahame-White se atrevió a volar con su biplano Farman sobre la ciudad de Washington, aterrizando en la Executive Avenue, cerca de la Casa Blanca. En lugar de ser arrestado, su hazaña se celebró en los periódicos de la ciudad a pesar de los intentos de la policía por acallar el suceso. La primera defensa aérea de una ciudad fue montada por Claude Grahame-White, durante la Primera Guerra Mundial.

Un hombre sin identificar muestra su artilugio alado. Wisconsin history


Un hombre sin identificar muestra su artilugio alado, en fase experimental. Anterior a 1909. Wisconsin history

Henri Fabre en su hidroavión. Mónaco, 1911. Librería del Congreso


Henri Fabre en su hidroavión. Mónaco, 1911. George Grantham Bain Collection. Librería del Congreso

Henri Fabre fue un aviador francés que inventó el primer hidroavión de la historia, llamado “Le Canard” (Pato, en francés). Patentó un sistema de dispositivos de flotación que utilizó con éxito, el 28 de marzo de 1910, cuando logró despegar de la superficie del estanque de Berre convirtiéndose en el primer hidroavión de la historia que despegaba desde el agua por sus propios medios. Sus experimentos interesaron a los pioneros de la aviación Glenn Curtiss y Gabriel Voisin que, tras contactar con él, utilizaron su invento para desarrollar sus propios hidroaviones. Su hidroavión, totalmente restaurado, se encuentra en el Museo francés del Aire y del Espacio.

Louis Blériot cruza el Canal de la Mancha, en 1909. Histoire-image


Louis Blériot con su avión, el Blériot XI, cruza el Canal de la Mancha, entre el cabo Gris-Nez y Dover, en 1909. Histoire-image

Louis Blériot era un aviador, inventor e ingeniero francés que alcanzó la fama, el 25 de julio de 1909, al realizar el primer viaje sobre el Canal de la Mancha. Comenzó a construir y diseñar sus propios aviones, en 1906, consiguiendo volar entre las localidades de Toury y Aternay con su modelo Blériot VIII. Pero fue el modelo Blériot XI, un monoplano con un motor Anzani de 25 caballos, el que pilotaba cuando atravesó el Canal de la Mancha. El periódico ingles Daily Mail había ofrecido una fuerte recompensa a quien fuera capaz de cruzar por primera vez con un avión el estrecho que divide Inglaterra de Francia. Blériot tenía 2 rivales que competían por el premio, ninguno de los cuales pudo completar la travesía. El primero fue Hubert Latham, el favorito del Reino Unido y Francia. El otro era Charles de Lambert, un ruso aristócrata de ascendencia francesa, que había sido estudiante con Wilbur Wright. En julio de 1909, los tres rivales llegaron a la ciudad costera de Calais en Francia. Latham llegó primero e intentó la travesía el 19 de julio, pero tuvo problemas en el motor y se vio obligado a posar sobre el agua, realizando así el primer aterrizaje de una aeronave en el mar. Su avión se mantuvo a flote y fue rescatado por un destructor francés. Por otra parte, Lambert resultó herido durante los vuelos de pruebas, y tuvo que abandonar la competición.

Al realizar Louis Blériot la hazaña, se convirtió en un héroe nacional para los franceses. La importancia de esta aventura no fue ni la velocidad ni la distancia recorrida, sino el hecho de que por primera vez se sorteaba un cuerpo de agua entre dos territorios por el aire. Este hecho hizo que Inglaterra se sintiera vulnerable ante un ataque aéreo y Guillermo II, emperador de Alemania, lo resumió con una frase aparecida en varios periódicos de la época: “Inglaterra ya no es una isla”.

Entre 1909 y 1912, casi todas las competiciones europeas de aviación contaron con un Blériot XI entre los ganadores, y fue pilotado por la mayoría de los aviadores de primera línea de Europa. Cuando en julio de 1914 Francia se movilizó para la guerra, la Aéronautique Militaire tenía a su cargo 25 Blériot XI, aunque la primera utilización militar de este modelo estuvo a cargo de unidades italianas que combatieron contra los turcos en Libia durante los años 1911 y 1912.

El Wanamaker 1 en vuelo desde Nueva York a Filadelfia, pilotado por Albert Leo Stevens en 1911. Librería del Congreso


“Wanamaker 1″ en vuelo desde Nueva York a Filadelfia, pilotado por Albert Leo Stevens, 1911. George Grantham Bain Collection. Librería del Congreso

Albert Leo Stevens fue un apasionado de la aeronáutica. Comenzó a hacer ascensiones en globo con tan solo 16 años de edad, en 1889, y al cumplir los 20 empezó a fabricar dirigibles. En 1895 hizo su primer salto en paracaídas desde la torre de una iglesia en Montreal, Canadá, y en 1909 abrió la primera pista de aterrizaje privada de EEUU. El 8 de julio de 1911 se subió en el “Wanamaker 1″ para volar desde Nueva York rumbo a Filadelfia, pero aterrizó en West Nyack, Nueva York. Leo Stevens jugó un papel clave en el desarrollo de características de seguridad en los paracaídas.

Glenn Hammond Curtiss sentado en su aeroplano, en 1911. Librería del Congreso


Glenn Hammond Curtiss sentado en su aeroplano, en 1911. Librería del Congreso

Glenn Curtiss, fabricante, diseñador y aviador estadounidense, diseñaba motores de gasolina construidos en un principio para motocicletas. De extraordinaria calidad y ligereza, sus motores fueron utilizados también para equipar numerosos aviones. En 1906 colaboró con los Hermanos Wright en el diseño de nuevos motores y un año mas tarde se unió a la Aerial Experiment Association por recomendación de Alexander Graham Bell. En 1909, Curtiss fabricó su primer aeroplano, el Curtiss 1, conocido como Gold Bug o Golden Flyer. Mas adelante, remodeló uno de sus modelos convirtiéndolo en un avión anfibio con un tren de aterrizaje estándar además de otro con flotadores para emergencias, el Hudson Flyer, con el que consiguió ganar un premio de 10.000 dólares ofrecido por el editor Joseph Pulitzer por volar sobre el río Hudson, entre Albany y Nueva York. A finales de 1910 desarrolló un nuevo diseño de flotadores que le permiten despegar y aterrizar sobre el agua. El 26 de enero de 1911, Curtis realizó el primer despegue de un hidroavión desde el agua en los Estados Unidos.

Charles Godefroy pasando bajo el Arco del Triunfo en su Nieuport 11, 1919. Histoire-image


Charles Godefroy pasando bajo el Arco del Triunfo en su “Nieuport 11″, 1919. Jacques Mortane. Histoire-image

Charles Godefroy, un atrevido piloto francés, se hizo famoso por su espectacular vuelo pasando bajo el Arco de Triunfo en París, el 7 de Agosto de 1919. Este acto fue consecuencia del descontento de los pilotos que al terminar la Primera Guerra Mundial fueron convocados para participar “a pie” en el Desfile de la Victoria en los Campos Elíseos, lo que consideraron una provocación ya que se consideraban “héroes del aire”. En una reunión en el bar “Fouquet”, en los Campos Elíseos, un grupo de aviadores decidieron dar respuesta a esta afrenta, y Jean Navarra, considerado como un as entre los pilotos de combate, fue elegido para volar a través del Arco del Triunfo durante el desfile. Sin embargo, Navarra fue asesinado en un vuelo de práctica el 10 de julio y Charles Godefroy se atrevió a intentar la hazaña. Durante varios días examinó las posibles rutas a tomar analizando además las corrientes de aire en el Arco del Triunfo y comenzó a practicar en el puente sobre el Ródano, en Miramas.

Tres semanas después del desfile de la victoria, al amparo del secreto y vestido con su uniforme oficial, Charles Godefroy despega desde el aeródromo de Villacoublay en un biplano “Nieuport 11″. Llegando desde el oeste, dio la vuelta al Arco del Triunfo dos veces y enfilando la avenida de la Grande Armée aceleró forzando el avión para pasar a través del Arco. Pasó a un nivel tan bajo que los pasajeros de un tranvía se tiraron al suelo y muchos transeúntes corrieron asustados para alejarse. El periodista Jacques Mortane, compañero de Godefroy, filmó y fotografió todo el evento que fue publicado en muchos periódicos de la época. La proyección fue prohibida por el Comisionado de Policía, que intentó mantener en secreto la aventura por miedo a que surgieran imitadores, cosa que evidentemente no consiguieron. Después de la hazaña, Charles Godefroy tuvo que prometer a su familia la renuncia a volar de nuevo. Desde entonces, ha habido otros dos vuelos bajo el Arco, en 1981 y en 1991, sin embargo Godefroy siempre tendrá el honor de haber sido el primero.

Harriet Quimby, 1911. Boston Public Library


Harriet Quimby tuvo una gran influencia sobre el papel de la mujer en la aviación. 1911 Leslie Jones. Boston Public Library

Harriet Quimby fue la primera mujer en obtener una licencia de piloto en los Estados Unidos, en 1911, y también la primera en cruzar el Canal de la Mancha, hazaña que realizó en 1912. Aunque murió muy joven, a la edad de 37 años, tuvo una gran influencia sobre el papel de la mujer en la aviación. En sus inicios, trabajó como periodista y en 1903 se muda a Nueva York para trabajar como crítico de teatro llegando a publicar más de 250 artículos en la revista Leslie’s Illustrated Weekly. También fue la autora de siete guiones para cortometrajes del cine mudo en los estudios Biograph, que fueron dirigidos por el director DW Griffith, en 1911.

Harriet Quimby en la cabina de su avión, 1911. Librería del Congreso


Harriet Quimby en la cabina de su avión, 1911. Librería del Congreso

Empieza a interesarse en la aviación en 1910, cuando asiste al Torneo Internacional de Aviación de Belmont Park en Long Island, Nueva York, donde conoce a John Moisant, un famoso aviador norteamericano e instructor en una escuela de vuelo. El 1 de agosto de 1911, Quimby se convierte en la primera mujer de los EEUU en obtener una licencia de piloto, expedida por el Aeroclub de América. Menos de un año después, el 16 de abril de 1912, Quimby despega de Dover, Inglaterra, en ruta hacia Calais, Francia, logrando llegar en solo 59 minutos. Tras aterrizar en la playa de Hardelot-Plage, a 40 kilómetros de Calais, se convierte en la primera mujer en atravesar el Canal de la Mancha. Su logro recibió poca atención de los medios debido al hundimiento del Titanic, el 15 de abril, que consume el interés de la prensa.

Rescate de Harriet Quimby de las marismas en Squantum. Quincy en Massachusetts, 1912. Boston Public Library


Rescate de Harriet Quimby de las marismas en Squantum después de caer de su aeronave. Massachusetts, 1912. Leslie Jones. Boston Public Library

El 1 de julio de 1912, Harriet Quimby volaba durante las celebraciones del Tercer Aniversario de la Aviación de Boston en Squantum, Massachusetts, junto a William Willard, el organizador del evento, como pasajero en su nuevo monoplano biplaza Blériot. A una altitud de 460 metros, la aeronave inesperadamente cae hacia adelante por razones desconocidas y ambos, Willard y Quimby, fueron expulsados ​​de sus asientos muriendo trágicamente en la caída. Harriet Quimby fue enterrada en el cementerio de Woodlawn en el Bronx, Nueva York.

OPrimer vuelo con el Flyer I de los hermanos Wright en Kitty Hawk, Carolina del Norte. 1903. Librería del Congreso


Primer vuelo con el Flyer I de los hermanos Wright en Kitty Hawk, Carolina del Norte. 1903 Wilbur y Orville Wright. Librería del Congreso

La fotografía muestra el primer vuelo controlado y sostenido del Flyer I. Orville Wright a los mandos de la máquina, yacía boca abajo en el ala inferior cerca de la base que operaba el mecanismo de las alas. Wilbur Wright corriendo al lado para equilibrar la máquina.

Los hermanos Wright, Orville y Wilbur, son conocidos mundialmente por ser pioneros en la historia de la aviación. Consiguieron fabricar un avión controlable, capaz de planear durante un corto vuelo, que despegaba impulsado por medio de una catapulta, suficiente para probar el sistema de viraje y control del avión. Aunque se afirma que su primer vuelo fue realizado el 17 de diciembre de 1903, en Kitty Hawk a bordo del Flyer I, existen algunas dudas sobre ello al no existir certificación oficial. La innovación de los hermanos Wright, que significó un gran avance para la aviación, fue el control del viraje mediante el alabeo (inclinación de las alas para cambiar de dirección) que estableció las bases para el control del vuelo de los aparatos más pesados que el aire. Para ello se ayudaron de un túnel aerodinámico que construyeron para medir la sustentación de diferentes perfiles a distintos ángulos de ataque.

Aeroplano de los hermanos Wright tras un accidente. Campo de aviación College Park, 1911. Librería del Congreso


Recogiendo el aeroplano de los hermanos Wright tras un accidente. Campo de aviación College Park, 1911. Harris y Ewing. Librería del Congreso

Se empezaron a interesar por la aviación cuando administraban una fábrica de bicicletas en Dayton, Ohio, y en 1899 empezaron a fabricar planeadores. A finales de siglo realizaron sus primeros vuelos con prototipos y decidieron en 1902 construir un avión más pesado que el aire. El primero que fabricaron fue un biplano al que denominaron Flyer, donde el piloto debía permanecer tumbado sobre el ala inferior del avión, mientras que el motor situado a la derecha hacía girar dos hélices localizadas entre las alas. El alabeo se conseguía mediante cuerdas atadas a las puntas de las alas que el piloto podía tirar o soltar, para hacer girar el avión a través del eje longitudinal y vertical, lo que le permitía el control del avión. El Flyer fue el primer avión, en la historia de la aviación, dotado de maniobrabilidad mecánica longitudinal y vertical.

Primer plano del avión de los hermanos Wright en 1911. Librería del Congreso


Primer plano del avión, incluyendo los asientos del piloto y el pasajero, de los hermanos Wright en 1911. Wilbur y Orville Wright. Librería del Congreso

Primer plano del avión, incluyendo los asientos del piloto y el pasajero, de los hermanos Wright en 1911. El motor situado a la derecha del piloto hacía girar las dos hélices localizadas entre las alas como se observa claramente en la fotografía.

Aeroplano Type B de los hermanos Wright en el campo de aviación College Park, 1912. Librería del Congreso


Aeroplano Type B de los hermanos Wright en el campo de aviación College Park, 1912. Harris y Ewing. Librería del Congreso

El 17 de septiembre de 1908 en Fort Myer, Virginia, Orville Wright protagonizó el primer accidente aéreo de la historia cuando volaba en uno de sus aviones junto al teniente Thomas Selfridge. Tras dar varias vueltas sobre la base, se rompieron las palas de la hélice derecha y el avión cayó en picado estrellándose contra el suelo. Wright logró ser rescatado gravemente herido pero Selfridge sufrió una fractura craneal y murió a causa de sus graves heridas. A partir de este accidente se impuso la obligación del casco para los pilotos del ejército estadounidense.

Primer vuelo oficial de correo por vía aérea en EEUU, 1911. Librería del Congreso


Primer vuelo oficial de correo por vía aérea en EEUU, 1911. George Grantham Bain Collection. Librería del Congreso

Primer vuelo oficial de correo por vía aérea en EEUU, con el piloto Lewis Earle Ovington en un avión Bleriot XI. En la foto aparece también el Director General de Correos Frank Harris Hitchcock y Edward M. Morgan, jefe de correos de Nueva York. 23 de septiembre de 1911.

Hidroavión Curtiss Modelo H, América, en Hammondsport. Nueva York, 1914. Librería del Congreso


John Cyril Porte en el hidroavión Curtiss Modelo H “América” en Hammondsport. Nueva York, 1914. George Grantham Bain Collection. Librería del Congreso

John Cyril Porte y George Hallett en el hidroavión Curtiss Modelo H “América” en Hammondsport, Nueva York, el 22 de junio de 1914.

Avión postal accidentado en Saugus. Massachusetts, 1918. Boston Public Library


Avión postal accidentado en Saugus. Massachusetts, 1918. Leslie Jones. Boston Public Library

Un avión postal llega por primera vez al campo de Saugus, Massachusetts, con 4400 cartas y aterriza de una manera un tanto abrupta. El teniente T.H. Webb, pilotaba la máquina. 6 de junio de 1918.

Si te ha gustado este post también puede interesarte:

  • 5 perros valientes
  • Acrofobia?
  • No soy un mamífero
  • Al borde del abismo
  • Clement Ader

  • Lucifer

    Buscaba en la red un antiguo poema mío con ese verso, y apareció esta entrada. Es lo insospechable del poder de la nube.

    Todo cierra.

  • Antonio Martín

    Bravo Cesar, muy interesante documento. Felicidades.

    • http://ibytes.es Cesar Fernandez

      Gracias Antonio