Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

23 nov 2011 Lugares

Civilización, para qué?

África contiene una inapreciable riqueza cultural procedente de más de 3.000 grupos étnicos distintos.

La imaginación es muy poderosa en la tribu Mursi. Eric Lafforgue


La imaginación es muy poderosa en la tribu Mursi. Eric Lafforgue

África es el segundo continente del mundo por extensión territorial y de allí procedieron las especies de homínidos y antropoides que dieron lugar a los seres humanos y que se expandieron por el resto de continentes, hace cerca de 190.000 años. El continente del que nació la actual humanidad contiene una inapreciable riqueza cultural procedente de más de 3.000 grupos étnicos distintos y nosotros hacemos un recorrido por las tribus y pueblos que mas nos han impactado.

Mujer Hamer con el collar de primera esposa. Eric Lafforgue


Mujer Hamer con el collar de primera esposa. Eric Lafforgue

Alrededor de los cuellos de las mujeres casadas, de la tribu Hamer, se pueden ver estos “esente”: torques de hierro forrados en cuero. Estos son regalos de compromiso, se usan toda la vida e indican la riqueza de su marido. Uno de los collares mas llamativos es el llamado “bignere” que también son anillos de hierro y cuero, pero con un extremo en forma de falo. Este collar sólo puede ser usado por la primera esposa y su status es el mayor dentro de las esposas Hamer, el resto de las esposas viven una vida muy dura ya que sobre ellas recae casi toda la carga de trabajo.

Jovenes Himba, Namibia. Shuttle Namibia


Jovenes Himba, Namibia. Shuttle Namibia

Chica Surma con los lóbulos perforados. Eric Lafforgue


Chica Surma con los lóbulos perforados. Eric Lafforgue

Las mujeres de la tribus Surma se perforan los lóbulos de sus orejas y los agrandan todo lo que pueden poniéndose todo tipo de cosas en los agujeros practicados. Cuando ya están preparadas para el matrimonio es cuando se hacen un agujero en el labio para empezar a ponerse formas aplanadas en el interior del labio.

Tribu Dinka, en los pastizales del rio Nilo. Carol Beckwith


Tribu Dinka, en los pastizales del rio Nilo. Carol Beckwith

Los dinka son una tribu originaria de Sudán del Sur que vive desde el siglo X en la orilla del río Nilo y están divididos en unos 21 grupos, cada uno con su propio líder. Son polígamos aunque hay muchos hombres que sólo tienen una esposa. Tradicionalmente los dinka llevan poca ropa, siendo normal que un hombre adulto vaya totalmente desnudo, salvo sus collares alrededor del cuello. Las mujeres llevan usualmente sólo una piel de cabra desde la cintura. Los hombres que se dedican al pastoreo se untan con ceniza de estiércol de vaca para ahuyentar los mosquitos. Es fácil ver hombres, especialmente entre los jóvenes, con el pelo teñido de rojo para lo que utilizan orina de vaca, mientras que las mujeres se afeitan la cabeza y las cejas, dejándose sólo una mata de pelo encima de la cabeza.

Mujer Bana con su calabaza en la cabeza. Eric Lafforgue


Mujer Bana con su calabaza en la cabeza. Eric Lafforgue

Utilizan la calabaza para beber y es muy normal que la laven con orina de vaca, por lo que el olor no suele ser muy agradable. La suelen llevar en la cabeza en sus desplazamientos.

Mujer de la tribu Turkana, Kenia. Eric Lafforgue


Mujer de la tribu Turkana, Kenia. Eric Lafforgue

La tribu Turkana habita en los territorios áridos del norte de Kenia, en la frontera con Sudán. Son pastores nómadas adaptados a un área casi totalmente desértica y están divididos en 28 clanes asociados cada uno de ellos a su ganadería. Los Turkana son polígamos, pero la alta dote de pago (30 a 50 cabezas de ganado, 30 a 50 camellos o 100 a 200 de ganado menor) para casarse significa, a menudo, que un hombre no puede hacerlo hasta que no haya heredado la ganadería de su padre al morir.

Madre Himba acicalando a su hija para la boda. Carol Beckwith


Madre Himba acicalando a su hija para la boda. Carol Beckwith

El lazo eterno de los Dinka con la naturaleza. Carol Beckwith


El lazo eterno de los Dinka con la naturaleza. Carol Beckwith

Este mujer de la tribu Mwila en Hale se muestra protectora con su hijo, albino. Eric Lafforgue


Este mujer de la tribu Mwila en Hale se muestra protectora con su hijo, albino. Eric Lafforgue

Las mujeres de la tribu Mwila son famosas por sus peinados, muy significativos en su cultura. Las mujeres se untan el pelo con una pasta de color rojo, llamada oncula, que se hace con un tipo de piedra roja triturada, una mezcla de aceite, corteza de árbol triturada, estiércol seco de vaca y hierbas. Además adornan su peinado con perlas, conchas de cauri y hasta comida seca. Las mujeres Mwila también son famosas por sus collares y para cada período de su vida le corresponde un tipo específico de collar. Las niñas llevan collares de color rojo fabricados con granos cubiertos de una mezcla especial de tierra. A partir de la adolescencia usan collares de color amarillo llamados Vikeka y hechos con mimbre cubiertos de tierra que mantienen hasta su boda. Nunca se quitan sus collares y duermen con ellos puestos.

Joven Himba danzando, Angola. Eric Lafforgue


Joven Himba danzando, Angola. Eric Lafforgue

La tribu Himba vive en Namibia y en el sur de Angola, y cruzan las fronteras sin ningún tipo de visado. En Angola, la mayoría de ellos viven en zonas remotas, en pequeños poblados lejos de las ciudades, y sin contacto con la civilización.

Whipped hamer woman. Eric Lafforgue


Whipped hamer woman, Etiopia Eric Lafforgue

Los Hamer son una tribu dedicada principalmente al pastoreo y la recolección de miel, que vive en el lado oriental del valle del Omo en el sur de Etiopía. Cada persona tiene tres nombres: el de un ser humano, una cabra y un nombre de vaca. Para dar una idea de la importancia que tiene el ganado para ellos, decir que tienen por lo menos 27 palabras para definir las sutiles variaciones de colores y texturas de un animal. Las chicas Hamer actúan como hombres y aún más, para demostrar que no temen a nada. Durante sus fiestas mas importantes, en la ceremonia del salto del toro donde los jóvenes casaderos eligen pareja, las chicas Hamer para demostrar que son fuertes y ser elegidas, se hacen azotar y se azotan ellas mismas la espalda hasta producirse grandes laceraciones. Cuantas mas cicatrices tienen en la espalda, mayor es su estatus.

En la ceremonia del salto del toro, tribu Hamer. Eric Lafforgue


En la ceremonia del salto del toro, tribu Hamer. Eric Lafforgue

Niña de la tribu Mundimba en el interior de una gigantesca cesta, Angola. Eric Lafforgue


Niña de la tribu Mundimba en el interior de una gigantesca cesta, Angola. Eric Lafforgue

Estas cestas gigantes se utilizan para guardar los granos en la tribu Mundimba, en el sur de Angola. La niña se encuentra en el interior para sacar a una cabra que saltó dentro para dormir.

Ana, una joven del poblado Hana. Eric Lafforgue


Ana, una joven del poblado Hana. Eric Lafforgue

Ella se llama Ana y vive en Hana, un enclave Mursi en el valle del Omo, en Etiopía. Las escarificaciones se las hizo al cumplir los 14 años y desde el año pasado se ha convertido al cristianismo, por eso lleva la cruz en el cuello. Su pueblo tiene sólo 300 personas y esta foto está tomada justo en la entrada de su casa.

Joven de la tribu Surma, Etiopía. Eric Lafforgue


Joven de la tribu Surma, Etiopía. Eric Lafforgue

Una joven de la tribu Surma será hermosa si tiene un gran plato en los labios y si su cuerpo está cubierto de escarificaciones. Las escarificaciones se las hacen con espinas de acacia y a veces con hojas de afeitar. La deformación de los labios son una parte importante de la cultura Surma. El tamaño de los platos en los labios de las mujeres determina la cantidad de ganado que las jóvenes recibirán como dote al casarse. A veces el labio se rompe por la presión y este es un gran problema para la joven, porque los hombres lo consideran tan feo que no será capaz de casarse con nadie de la tribu, aparte de con los ancianos o con personas enfermas.

Guerrero Surma con escarificaciones, Etiopía. Eric Lafforgue


Guerrero Surma con escarificaciones por todo el cuerpo, Etiopía. Eric Lafforgue

Los hombres, al igual que las mujeres, de la tribu Surma también se hacen escarificaciones en su cuerpo. Siendo un signo de belleza para las mujeres, para los hombres es una representación de las luchas que ha realizado.

Si te ha gustado este post también puede interesarte:

  • Accidentes de tráfico, 1900
  • La verdadera historia de Tippi Degré
  • Vehículos del pasado
  • Perros para la guerra
  • Nose Art

  • http://www.dietasblog.org/ Rompetechos Lee

    Magníficas fotografias! Un aplauso de mi parte

  • Dominique de Izaguirre

    Es curioso que lo que se considera belleza en la mujer casi siempre conlleve para esta dolor o, cuando menos, incomodidad. También en nuestra sociedad.

  • http://twitter.com/searuner Vicent Perez

    Excelente trabajo, enhorabuena.

  • Yuzuhira Araiya

    En parte me gustaría que este tipo de culturas dejaran de existir, no son más que aberraciones, bestialidades, dolor… Es cierto que nuestra sociedad deja muchísimo que desear, pero al menos no nos fustigamos, escarificamos o ensanchamos de todo por necesidad, sino sólo quien quiera y por gusto. Me dan tremenda pena.

    • Luis González

      Tu comentario está cargado de etnocentrismo. Es más apropiado de una persona que vive en la época colonial y no en el mundo multicultural actual. Quizá lo aberrante, lo bestial y lo doloroso sea que un continente tenga todavía las secuelas de la fustigación y la escarificación a la que fue sometido por los hombres blancos tan cargados de “razón”. Saquearon y esclavizaron a todo el continente, destrozaron sus vidas, sus costumbres, su cultura y todavía tú, con tu comentario con tintes racistas, aunque tu no te des cuenta de ello, te atrevas a criticar su cultura. 

      • Lucero Congo

        Es una lástima que su pensamiento sea tan limitado, déjame explicarle, lo que para Ud. Es dolor para otros es su honor fuerza y grandeza, estas son decisiones que deben ser respetadas, pero ademas las culturas africanas han sido muy muy marginadas y silenciadas, deberíamos aprender más sobre la cosmovision africana, quizás pudiéramos entender mejor el planeta en que vives y. Lo maravilloso de su pensamiento.

  • Luis González

    Impresionante trabajo etnográfico, cuanta belleza. Gracias por enseñarnos el mundo, tal como es, sin prejuicios. No somos los únicos, no somos los mejores, nuestra cultura no es la única ni la correcta. El “desarrollo” no significa la inculcación de valores vagamente relacionados con la civilización occidental, los valores, y esto tenemos que reconocer ya de una vez por todas, difieren muy claramente de un país a otro. 
    Diderot escribió: ”¡Huid, desventurados hotentotes! ¡Huid! Escondeos en vuestros bosques. Las bestias feroces que viven en ellos dan menos miedo que los miembros del imperio bajo el que vais a caer… O si tenéis el valor, tomad vuestras hachas, tomad vuestros arcos y haced que lluevan vuestras flechas envenenadas sobre esos extranjeros”. Se invierte aquí la metonimia colonialista de “bestia y salvaje”.
    Luis.
    Un saludo a todos.

  • Noemi Maza

    “Mi mayor temor es que si nos dejamos
    llevar hacia esta cultura única, mundial, genérica y amorfa, no sólo se
    reducirá el rango de la imaginación humana, a un modo de pensar
    estrecho, sino que un día nos despertaremos como de un sueño habiendo
    olvidado incluso que existieron otras posibilidades” Margaret Mead.La idea central de la antropología es
    que el mundo que cada uno de nosotros conocemos no es un absoluto, sino
    que es solamente un modelo de la realidad; una opción particular de la
    forma de vida que fue escogida por nuestros ancestros, la consecuencia
    de un conjunto de opciones. Las
    culturas antigüas del mundo han acumulado sabiduría y apreciación,
    única y profunda, sobre detalles del planeta, y estas culturas están,
    poco a poco, desapareciendo o siendo absorbidas por el avance de la
    “modernización”. Corremos el serio peligro de perder conocimiento sobre
    medios ambientes, plantas, etc, información y valores que son
    irremplazables.       
    Las
    gentes de estas culturas nos enseñan que hay otras formas de ser, de
    pensar, de relacionarnos con el planeta. Esto debería darnos un sentido
    de esperanza. En el planeta hay miles de grupos humanos con su propia
    visión espiritual y cultural. Esta variedad es tan importante para el
    planeta como la “biosfera”, y a este “tejido” cultural le llamamos la
    “etnosfera”. Podemos pensar sobre la etnosfera como si fuese la suma
    total de todos los sueños, ideas, inspiraciones, intuiciones … el gran
    legado de la humanidad; todo lo que somos y lo que podemos ser.
    adaptativas.
    Si quereis conocer un poco ma´s sobre la antropología, os invito a mi blog: http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com/

  • carmen martinez

    MUY INTERESANTE E ILUSTRATIVO, REALMENTE LA RIQUEZA DE LA CULTURA DE CADA UNA DE LAS ETNIAS Y PUEBLOS AFRICANOS ME LLAMA MUCHO LA ATENCIÓN, ESPECIALMENTE POR EL COLORIDO DE SU VESTIMENTA Y LA CREATIVIDAD DE SUS PROPIOS ACCESORIOS… SOY LA CREADORA DE UNAS MUJERES SIN ROSTRO ÉBANAS.  

  • sakira

    excelente todo las fotos el texto todo

    • http://ibytes.es Cesar Fernandez

      Gracias sakira :)

  • Sharlyn Cervantes Ramirez

    fotos maravillosas!

  • Carmen Hamed Martinez

    Menos mal que no se hacen la ablación,en las mujeres circunsición del clitoris,y los labios en las niñas,para purificarlas,como en otros lugares,espero que aquí no,eso es horrendo!!,esto de los cuerpos se ve bonito,pero lo que ha de doler,lo otro de la oreja, y lo del labio sí que está tremendo,para nosotros,pero bueno ,son sus costumbres.