Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

Vapear es un estilo de vida

20 dic 2011 Pasado

La historia de un barbudo bonachón popularizado por Coca Cola

Breve historia de la navidad en fotografías del pasado siglo.

Santa Claus, 1895. Biblioteca del Congreso


Santa Claus, 1895. Biblioteca del Congreso

La navidad, tal y como se conoce en casi todo el mundo, con la costumbre del intercambio de regalos y la figura de Santa Claus, es una tradición relativamente reciente. En 1809 el escritor Washington Irving, escribió una sátira, Historia de Nueva York, en la que presentaba a un santo holandés, Sinterklaas, con la pronunciación angloparlante de Santa Claus. Posteriormente, el poeta Clement Moore publicó, en 1823, un poema con el que dio forma al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving, y crea una versión de Santa Claus, enano y delgado, como un duende que regala juguetes a los niños en vísperas de Navidad y que se desplaza en un trineo tirado por nueve renos.

Esperando a que Santa Claus baje por la chimenea, 1900. Biblioteca del Congreso


Esperando a que Santa Claus baje por la chimenea, 1900. Biblioteca del Congreso

Mas adelante, hacia 1863, el dibujante alemán Thomas Nast crea la conocida figura de gordo barbudo y bonachón, para sus tiras navideñas en Harper’s Weekly. A mediados del siglo XIX, el Santa Claus estadounidense llega a Inglaterra y de allí pasa a Francia, donde se funde con Bonhomme Noël, el origen del actual Papá Noel, quien tenía parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco con vivos dorados. También a finales del siglo XIX, se crea la tradición de que Papá Noel procedía del Polo Norte y se popularizan los renos como medio de transporte de Santa Claus, a partir de un anuncio estadounidense de la Lomen Company. Ya en el siglo XX, en 1931, la empresa Coca-Cola encarga al pintor Habdon Sundblom la remodelación de la figura de Santa Claus para hacerlo más humano y creíble y se considera que la campaña masiva de Coca-Cola fue una de las principales razones por las cuales Santa Claus terminó vestido de color rojo y blanco, aunque estos publicistas no fueron los primeros en representarlo con estos colores.

Bromeando con Santa Claus, 1921. Biblioteca del Congreso


Bromeando con Santa Claus, 1921. Herbert A. French, Biblioteca del Congreso

En España los Reyes Magos son los encargados de traer los regalos de navidad, el día 6 de enero, pero Santa Claus (Papá Noel) poco a poco está desplazando esta costumbre. Lo mismo sucede en todas las zonas de España donde las costumbres tradicionales están siendo arrinconadas por el famoso y regordete barbudo, como en Cataluña y algunas zonas de Aragón donde un tronco “mágico”, llamado Tió o a veces Cagatió, es golpeado el día 25 de diciembre después de la comida tradicional de navidad para que expulse los regalos y dulces, previamente colocados dentro.

Santa Claus en un Cadillac, a las puertas del hotel Biltmore, 1951. Eyerman, Life


Santa Claus en un Cadillac, a las puertas del hotel Biltmore, 1951. Eyerman, Life

En algunos pueblos vascos y navarros, los regalos los traía el carbonero Olentzero y también duendes de barba blanca, botas altas y gorro de armiño. En ciertas zonas del centro de Galicia existía el Apalpador, que llegaba el día de Navidad a palpar las barrigas de los niños, dejando castañas a los niños más delgados, para que engordaran, y carbón a los mejor alimentados (para que calentaran la casa). Con el tiempo, Santa Claus ha ido remplazando estas entrañables costumbres.

Escaparate de Navidad de Sport Mart. Washington, 1921. Herbert A. French. Biblioteca del Congreso


Escaparate de Navidad de Sport Mart. Washington, 1921. Herbert A. French. Biblioteca del Congreso

Un conjunto bastante curioso para un escaparate de Navidad que muestra un cartel con la leyenda: “Consigue para tu hijo lo que el desea”. En el centro del escaparate se ven varios revólveres que parecen ser Smith & Wesson, así como una pistola Colt. La parte inferior izquierda está llena de aparatos electrodomésticos eléctricos, una tostadora, una cafetera y un conjunto de cuchillos. Al fondo, una estufa eléctrica, un acordeón y una bicicleta colgando del techo. También exponen varios trenes eléctricos, unos guantes de boxeo y un rifle en cada esquina. Escaparate de Navidad de Sport Mart. Washington, 1921.

Fábrica de juguetes AC Gilbert Company de New Haven. Connecticut, 1942. Biblioteca del Congreso


Fábrica de juguetes AC Gilbert Company de New Haven. Connecticut, 1942. Howard Hollem. Biblioteca del Congreso

Stephanie Cewe maneja con habilidad el destornillador eléctrico en el montaje de locomotoras para trenes de juguete. Fábrica de juguetes AC Gilbert Company de New Haven. Connecticut, 1942.

Navidad en casa de los hermanos Wright. Dayton, 1900. Biblioteca del Congreso


Navidad en casa de los hermanos Wright. Dayton, 1900. Biblioteca del Congreso

Árbol de Navidad en la casa de los hermanos Wilbur y Orville Wright en Dayton, conocidos mundialmente por ser pioneros en la historia de la aviación, tres años antes de su famoso vuelo a bordo del Flyer I.  Mirando con atención, se puede observar un rifle apoyado en el tronco del árbol, un regalo algo atípico para la mentalidad europea. Ohio, 1900.

Jugando con un tren eléctrico plagado de detalles, en miniatura. Life


Jugando con un tren eléctrico plagado de detalles, en miniatura. Life

Los orígenes del tren eléctrico como juguete se remontan a finales del siglo XIX cuando empezaron a aparecer todo tipo de juguetes ingeniosos que aplicaban las nuevas tecnologías de la época. Se fabricaban en chapa de hierro, movidos por un motor eléctrico y se construían con una escala a la que se denominó “1″ para posteriormente utilizar otra más pequeña, “0″,que representaba el 1/48 de la escala natural. Después de la Segunda Guerra Mundial, al escasear las materias primas, se creó una nueva escala, de la mitad de tamaño que la escala “0″, y que se denominó “H0″. Esta escala es la que se ha mantenido hasta hoy como la más popular, ya que permite fabricar locomotoras, vagones y accesorios con todo tipo de detalle, sin que el tren ocupe mucho espacio.

Niño jugando con un Meccano motorizado, 1939. Shorpy


Niño jugando con un Meccano motorizado similar a los dejados por Santa Claus en ese año, 1939. Shorpy

Frank Hornby, un empleado de Liverpool en Inglaterra, inventó Meccano en 1901 y fue fabricado por la compañía británica Meccano Ltd entre 1908 y 1980. Pronto ganó popularidad como kit de construcción y salió a la venta en todo el mundo. El juguete llamado inicialmente “Mechanics Made Easy” se basa en los principios de la ingeniería mecánica y consistía en un kit de construcción de modelos que se formaban con tiras de metal perforado, placas y vigas, con ruedas, poleas y engranajes, junto a las tuercas y los pernos necesarios para conectar las piezas. Las únicas herramientas necesarias para montar los modelos eran un destornillador y unas llaves de tuerca, que venían incluidas.

Montando una grua con un meccano. 1924. Biblioteca del Congreso


Montando una grúa con un meccano. 1924 Hine, Lewis Wickes. Biblioteca del Congreso

En los años 20 existía, en España, una empresa de Barcelona que comenzó a fabricar, sin licencia, este juguete con el nombre de Metaling, pero en 1931 llegó a un acuerdo con Meccano Ltd. que le concedió finalmente la licencia de fabricación y comercialización en España. Meccano era más que un juguete y con él aprendías los principios básicos de la mecánica. La palabra “Meccano” se cree que se derivó de la frase “Make and Know”.

Una de las peores tormentas de nieve en Washington, 1922. Biblioteca del Congreso


Una de las peores tormentas de nieve en Washington, 1922. Herbert A. French. Biblioteca del Congreso

Los periódicos de la época informaron que fue una de las peores tormentas de nieve en Washington desde 1899. La ciudad no tenía disposiciones especiales ni equipos o presupuesto para retirar la nieve de las calles y el gobierno municipal, después de admitir su incapacidad para resolver la situación provocada por la tormenta, pidió la ayuda a todos los ciudadanos de Washington, apelando al deber cívico y moral.

La Quinta Avenida de Nueva York, después de una tormenta de nieve. 1905. Biblioteca del Congreso


La Quinta Avenida de Nueva York, después de una tormenta de nieve. 1905. Detroit Publishing Co. Biblioteca del Congreso

En enero de 1905 se produjeron dos grandes tormentas de nieve en Nueva York, una el 5 de enero y la otra el día 25. La ciudad estaba en mejores condiciones que las zonas rurales debido a su metro subterráneo, sin embargo la nieve interfirió con los sistemas eléctricos y provocó muchos cortocircuitos en las líneas. Muchos servicios se interrumpieron, los coches quedaron atrapados en la nieve y cientos de ciudadanos salieron a las calles para aprovisionarse.

Escaparate de Navidad. Biblioteca del Congreso


Multitud de personas se agolpan en el escaparate en busca de juguetes para la Navidad. George Grantham Bain. Biblioteca del Congreso

Juego de construcción. Nueva York. Life


Niños montando un molino con un juego de construcción en Little Falls. Nueva York, 1945. Alfred Eisenstaedt, Life

Arbol de navidad en casa de los Dorsey, 1922. Biblioteca del Congreso


Árbol de navidad en casa de los Dorsey, 1922. Herbert A. French. Biblioteca del Congreso

Muchos juguetes bajo el árbol de navidad de los Dorsey. Entre ellos, un antiguo gramófono “Play Ola”, coches de bomberos, una máquina que parece de vapor, una mesa de billar y el famoso “Radio Rex” considerado como el primer juguete controlado por voz. Entonando la voz podías conseguir activar el mecanismo que llevaba al perrito Rex fuera de su caseta.

Ejército de Salvación. Nueva York, 1903. Biblioteca del Congreso


Ejército de Salvación. Nueva York, 1903. Detroit Publishing Co. Biblioteca del Congreso

El Ejercito de Salvación recaudando dinero de los transeúntes para sufragar un cena de navidad en beneficio de los pobres de Nueva York, en 1903. El Ejército de Salvación se creó en 1865 como un movimiento evangélico denominado Christian Revival Association que agrupó el trabajo voluntario de creyentes protestantes en la ciudad de Londres. Su misión era la evangelización de los sectores de población más golpeados por la pobreza, el alcoholismo, el crimen y el paro, en los guetos de la ciudad. En 1878 y debido a la extracción militar de muchos de sus componentes se impuso la visión del movimiento como un “Ejército de Salvación”, la idea se propagó rápidamente y decidieron adoptar el nombre de “The Salvation Army” (Ejército de Salvación), cambiando sus estatutos y adoptando parte de la disciplina y vocabulario militar. La mayoría de los integrantes del Ejército de Salvación habían sido previamente alcohólicos, drogadictos o sufrido algún otro tipo de inadaptación social. Sus miembros se abstienen totalmente del consumo de alcohol, tabaco, drogas ilegales y juegos de azar y usan uniformes distintivos (dependiendo del país en que trabajan pueden ser de color blanco, gris, azul marino, beige o incluso utilizan el sari en la India). Tras la Iglesia Católica y la ONU, el Ejército de Salvación es el proveedor de ayuda social más grande del mundo, con un presupuesto estimado de 2.600 millones de dólares en el 2004, año en el que ayudaron a más de 30 millones de personas.

La señora Coolidge repartiendo bolsas de Navidad del Ejército de Salvación para familias necesitadas, 1924. Biblioteca del Congreso


La señora Coolidge repartiendo bolsas de Navidad del Ejército de Salvación para familias necesitadas, 1924. Herbert A. French. Biblioteca del Congreso

Grace Coolidge, esposa del trigésimo presidente de los Estados Unidos, John Calvin Coolidge, repartiendo las primera bolsas de Navidad del Ejército de Salvación para familias necesitadas, en Washington. Más de 650 bolsas de comida, cada una con una cena para cinco personas, se entregaron aquella tarde de 1924.

Una mujer vestida de Santa Claus usando un parquímetro, 1947. Life


Una mujer vestida de Santa Claus usando un parquímetro, 1947. Cornell Capa, Life

Los primeros sistemas de estacionamiento controlado aparecieron en Oklahoma, Estados Unidos. Estos parquímetros, trataban de disuadir a los trabajadores del área céntrica y evitar que dejaran el vehículo estacionado, todo el día, delante de las tiendas en las calles más transitadas, para favorecer su uso a los clientes potenciales, además de conseguir algunas ganancias para el municipio.

Gretchen Prochnik, posando con sus hijos junto al árbol de navidad. Washington 1923. Biblioteca del Congreso


Gretchen Prochnik, posando con sus hijos junto al árbol de navidad. Washington 1923. Herbert A. French. Biblioteca del Congreso

Gretchen Prochnik, esposa del embajador de Austria, Edgar Prochnik, posando con sus hijos una vez abiertos los numerosos regalos de Navidad de esta familia con elevados recursos económicos. Washington 1923.

Policías distribuyendo regalos a familias, con pocos recursos, del distrito. 1915. Biblioteca del Congreso


Policías distribuyendo regalos a familias, con pocos recursos, del distrito en 1915. George Grantham Bain Collection. Biblioteca del Congreso

Si te ha gustado este post también puede interesarte:

  • Los coches del abuelo
  • Madrid me mata
  • El alma en el agua
  • Al borde del abismo
  • Ciudades invadidas de niebla