Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

Vapear es un estilo de vida

29 abr 2013 Urbex

Una imponente fortaleza abandonada en el río Patapsco desde 1921

Fort Carroll es una antigua fortaleza del siglo 19 construida sobre una isla artificial, de 15.000 metros cuadrados aproximadamente y estructura hexagonal, abandonada en el río Patapsco desde 1921.

Fort Carroll en 2009. The Baltimore Sun



Fort Carroll desde el aire, en 2009. The Baltimore Sun

Todo comenzó cuando el Departamento de Guerra de Estados Unidos decidió, en 1847, construir un fuerte en las aguas poco profundas del río Patapsco, cerca de la entrada de la Bahía de Chesapeake, para proteger la ciudad de Baltimore como parte de su programa “Permanent System” que tenía por objeto defender los puertos más importantes de América. El coronel Robert E. Lee, del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU, diseñó su estructura hexagonal y supervisó la construcción de esta imponente fortaleza armada con unos 225 cañones dispuestos en tres niveles sobre una isla artificial, de 15.000 metros cuadrados aproximadamente. También se levantó un faro en las murallas para facilitar la navegación en el puerto en 1853, sustituido por otro en 1898.

Abandonado en Patapsco River y ocupado por los pájaros, 2012. The Baltimore Sun



Abandonado en Patapsco River y ocupado por los pájaros, 2012. The Baltimore Sun

En 1917 el ejército norteamericanó empezó a trasladar los cañones y antes de 1920 todas las armas habían sido retiradas de la fortaleza. Posteriormente, en marzo de 1921, el ejército abandona oficialmente Fort Carroll y traslada el equipamiento militar que quedaba al cercano Fort Howard, en Maryland. Desde entonces se plantearon diversas propuestas para el uso de la isla pero ninguna se llevó a cabo y, salvo durante la Segunda Guerra Mundial que fue utilizada para maniobras y como un punto de control para los buques, quedó abandonada a su suerte. El faro estuvo en funcionamiento automático hasta que las actividades quedaron interrumpidas antes de 1945. En mayo de 1958, el abogado de Baltimore Benjamin Eisenberg compró la isla por 10.000 dólares con la intención de poner un casino pero los planes de desarrollo nunca se materializaron.

Una de las principales entradas a Fort Carroll, 2004. Chris Detrick



Una de las principales entradas a Fort Carroll, 2004. Chris Detrick

Después de años de abandono la naturaleza ha recuperado casi por completo la fortaleza hasta el punto de que es imposible ver desde un lado al otro por los arboles, arbustos y enredaderas que llenan el centro de la isla y hoy es el hábitat de miles de aves. El Departamento de Recursos Naturales de Maryland realizó un censo en el año 2008 y contabilizó una población de 4.000 aves en pleno verano, entre las que se encontraban garzas, ibis y cormoranes.

En el interior de Fort Carroll, 2011. Vince Lupo



En el interior de Fort Carroll, 2011. Vince Lupo

Fort Carroll, 1928. The Baltimore Sun



Fort Carroll, 1928. The Baltimore Sun

Fort Carroll. Baltimore, 2008. Avi8tor4fn



Fort Carroll. Baltimore, 2008. Avi8tor4fn

En caso de hecatombe zombi :) parece el lugar más seguro para refugiarse ante el apocalipsis.

Si te ha gustado este post también puede interesarte:

  • Los coches del abuelo
  • La bella Annecy
  • Ciudades invadidas de niebla
  • El monorraíl de Wuppertal
  • Paisajes con Luna