Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

Vapear es un estilo de vida

23 mar 2011 Solo Foto

Los Everglades son montañas de basura prehistóricas

Investigadores sugieren que la reserva biologica y parque natural Everglades son montañas formadas por basura prehistórica.

Fotografía de Paul Marcellini


Fotografía de Paul Marcellini

Los Everglades son una región pantanosa subtropical enclavada en el sur de Florida con una gran relevancia ecológica ya que su ecosistema es único en el mundo. Es conocido por la inmensa variedad de aves que lo habitan y por ser el único lugar en el mundo donde cohabitan en el mismo habitat cocodrilos y caimanes. Gran parte de su territorio está cubierto por aguas de poca profundidad que forman lagunas, cienagas y pantanos donde se formó su especial ecosistema, que la hace única. Las Everglades están salpicadas de miles de montículos que al elevarse mas de un metro por encima del agua permiten el arraigo de árboles formando pequeñas islas que ofrecen refugio a los animales, proporcionando además un sitio perfecto para la anidación de cocodrilos. Durante muchos años se ha pensado que estas islas se habían desarrollado y asentado sobre salientes formados por carbonato, de la roca madre, pero investigaciones recientes sugieren que los restos dejados como basura por hombres prehistóricos dieron origen a estas islas arboladas, montones de basura apilados durantes años por los primeros asentamientos prehistóricos, hace mas de 5.000 años.

Fotografía de Meir Martin


Fotografía de Meir Martin

Estos depósitos formados por una mezcla de huesos, desechos de alimentos, carbón y artefactos humanos, como ollas de barro y herramientas de la época (tallados en conchas), habrían proporcionado una zona elevada más seca que la que rodea el pantano. El fósforo de los huesos se fue filtrando al cabo de los años a la tierra convirtiéndose en un nutriente rico para las plantas muy escaso en los Everglades, lo que posibilitó que árboles y otra vegetación pudieran crecer.

Fotografía de Don Hamilton


Fotografía de Don Hamilton

Gail Chmura y Maria Teresa Graf, de la Universidad McGill de Montreal en Canadá, analizaron los estudios llevados a cabo hace unos años por el investigador Robert Carr y decidieron examinar mas profundamente las islas, realizando excavaciones en las que descubrieron que debajo de la capa de carbonato de 40 a 75 centimetros de espesor, normalmente salpicada de carbón vegetal y restos de huesos humanos, se encontraban verdaderas pilas de basura con una antiguedad superior a los 5.000 años, que explicaban realmente como se formaron estas islas.

Fotografía de Don Hamilton


Fotografía de Don Hamilton

Su equipo llegó a la conclusión de que los árboles fueron fundamentales para la formación de la capa de carbonato. Durante la temporada seca del sur de Florida, sus raíces extraen grandes cantidades de agua subterránea, permitiendo que los fosfatos y carbonatos disueltos en ella y que excedían sus necesidades pudieran liberarse en el suelo circundante e ir formando la capa, con lo que iban añadiendo volumen a las islas y aumentando su elevación.

Fotografía de Gema Saiz


Fotografía de Gema Saiz

Asimismo la capa protege a los árboles frente a los incendios muy frecuentes en esta zona ya que no pueden penetrar en ella, por lo que el suelo debajo de la capa sobrevive y puede soportar una nueva generación de plantas una vez que el fuego ha pasado. “Esto demuestra que la intervención humana en el medio ambiente no siempre tiene una consecuencia negativa”, dijo Gail Chmura.

Si te ha gustado este post también puede interesarte:

  • Los coches del abuelo
  • VZ-9AV Avrocar
  • Ciudades invadidas de niebla
  • El monorraíl de Wuppertal
  • Clement Ader