Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

23 nov 2012 Pasado

Vapor, acero y estrellas: las últimas locomotoras de vapor

Antes de que estas enormes máquinas se extinguieran fueron retratadas por Ogle Winston Link, uno de los más grandes fotógrafos del ferrocarril del mundo, a finales de la década de 1950. Las fotografías de Winston Link son reconocidas por su capacidad para contar una historia completa en una sola imagen y por ser pioneras en las tomas nocturnas de las locomotoras de vapor.

El electricista J. W. Dalhouse limpiando el faro de un tren a vapor. Virginia, 1955. Ogle Winston Link


El electricista J. W. Dalhouse limpiando el faro de un tren a vapor. Virginia, 1955. Ogle Winston Link

Existen pocas cosas que modelen nuestro entorno que influyan tanto como el transporte. En el siglo XX, la tecnología cambió los sistemas de tránsito pero lo hizo poco a poco, con las tecnologías mas antiguas conviviendo con las más avanzadas y ciertas zonas donde los grandes avances tardaron algo mas en implantarse. Uno de estos reductos fue la región que se extiende desde las minas de carbón de Ohio y gran parte de Virginia hasta el puerto de Norfolk, de donde el carbón se enviaba a todo Estados Unidos y se exportaba al resto del mundo. Allí la mítica compañía Norfolk and Western Railway (NW) continuó funcionando con locomotoras a vapor, la mayor parte fabricadas por ellos mismos en los talleres de Roanoke Shops, hasta mediados de 1960.

Hawksbill Creek, Virginia, en 1956. Ogle Winston Link


Hawksbill Creek, Virginia, en 1956. Ogle Winston Link

El compromiso de NW con la energía de vapor se debió sobre todo a su capacidad de fabricación y de operar las locomotoras de vapor, tenían fama de fabricar algunas de las mejores locomotoras jamás realizadas, y también a la materia prima principal que transportaba, el carbón. Cuando el negocio de fabricación de locomotoras de vapor terminó todavía siguieron construyendo y reparando otros tipos de sistemas de locomoción, trabajo que hoy todavía desarrolla el sucesor de NW, Norfolk Southern (NS), en el siglo XXI.

Winston Link y George Thom con parte de los equipos para la toma de escenas nocturnas con sincronizador de Flash, 1956. Ogle Winston Link


Winston Link y George Thom con parte de los equipos para la toma de escenas nocturnas con sincronizador de Flash, 1956. Ogle Winston Link

Antes de que estas enormes máquinas se extinguieran fueron retratadas por Ogle Winston Link, uno de los más grandes fotógrafos del ferrocarril del mundo, a finales de la década de 1950. Las fotografías de Winston Link son reconocidas por su capacidad para contar una historia completa en una sola imagen y también por ser pioneras en las tomas nocturnas de las locomotoras de vapor, para las que llegó a utilizar mas de 40 bombillas flash sincronizadas.

Llegando a la estación de Waynesboro, Virginia, el 14 de abril de 1955. Ogle Winston Link


El tren llegando a la estación de Waynesboro, Virginia, el 14 de abril de 1955. Ogle Winston Link

Winston Link tomó su primera fotografía nocturna el 21 de enero de 1955 en Waynesboro, Virginia. Mas adelante cuando la NW anunció, el 29 de mayo de 1955, su primera reconversión a motores diesel, el trabajo de Link se convirtió en una documentación del fin de la era del vapor y cuando disparó su última toma, en 1960, había acumulado cerca de 2400 negativos en el proyecto.

Uno de los libros que recoge sus fotografías, Life along the line. Ogle Winston Link


Uno de los libros que recoge sus fotografías, “Life along the line”. Ogle Winston Link

El trabajo de Link fue alentado y facilitado por los trabajadores de NW, desde su presidente Robert Hall Smith hasta los operarios en las vías, y sus imágenes fueron meticulosamente creadas, optando por tomar la mayoría de ellas por la noche. Para ello tuvo que crear su propio entorno de iluminación ya que, aunque existían otros fotógrafos que utilizaban sistemas de iluminación nocturna, la visión de Link le obligaba a desarrollar nuevas técnicas para la fotografía con flash en ambientes tan grandes.

Hotshot Eastbound es una de sus mas conocidas fotografías, tomada en un cine Drive In, en Iaeger. West Virginia, 1956. Ogle Winston Link


“Hotshot Eastbound” es una de sus mas conocidas fotografías, tomada en un cine Drive In, en Iaeger. West Virginia, 1956. Ogle Winston Link

En su famosa fotografía “Hotshot Eastbound”, tomada en un cine Drive In de Iaeger en Virginia Occidental, el 2 de agosto de 1956, utilizó 42 flashes sincronizados. Cualquier fallo podía arruinar la imagen y en la toma de fotografías nocturnas de trenes en movimiento la posición correcta para el fotógrafo sólo podía adivinarse. Esta fotografía apareció en su libro Steam, Steel and Stars (Vapor, Acero y Estrellas) y es una de sus mas conocidas imágenes. La pareja, en primer plano, se encuentra en el interior de un Buick convertible de 1952 viendo una escena de la película “Battle Taxi” donde aparece un avión, al mismo tiempo que una locomotora a vapor Class A de la compañía Norfolk and Western Railway, circula en dirección este a la derecha del cine. Todo un símbolo de la época.

Pasajeros esperando la llegada del tren, 1955. Ogle Winston Link


Pasajeros esperando la llegada del tren, 1955. Ogle Winston Link

Las locomotoras a vapor representaron no solo un cambio en el paisaje sino que también tuvieron gran influencia en la cultura estadounidense, reflejada en la música, el folclore y el arte. La expansión de las locomotoras eléctricas y diesel significaron el principio del fin para las locomotoras de vapor y en 1960 finalizaron las operaciones estándar en los Estados Unidos.

Sometimes the Electricity Fails, Vesuvius, Virginia. 1956. Ogle Winston Link


Sometimes the Electricity Fails, Vesuvius, Virginia. 1956. Ogle Winston Link

Trabajadores del turno de noche posando para el fotógrafo. Ogle Winston Link


Trabajadores del turno de noche posando para el fotógrafo. Ogle Winston Link

Oficina de telégrafos, 1955. Ogle Winston Link


Oficina de telégrafos, 1955. Ogle Winston Link

Observando la marcha del tren sobre el paso elevado. Ogle Winston Link


Observando la marcha del tren sobre el paso elevado. Ogle Winston Link

Labores de mantenimiento. Ogle Winston Link


Tareas de mantenimiento y lubricación. Ogle Winston Link

La ciudad fantasma de Stanley, Virginia, en 1957. Ogle Winston Link


La ciudad fantasma de Stanley, Virginia, en 1957. Ogle Winston Link

Highball for the Double Header, 1959. Ogle Winston Link


Highball for the Double Header, 1959. Ogle Winston Link

En la noche de Virginia. Ogle Winston Link


En la noche de Virginia. Ogle Winston Link

Bluefield, West Virginia, 20 de junio de 1955. Ogle Winston Link


Bluefield, West Virginia, 20 de junio de 1955. Ogle Winston Link

Desde una piscina en Welch West, Virgina, 28 de agosto de 1958. Ogle Winston Link


Desde una piscina en Welch West, Virgina, 28 de agosto de 1958. Ogle Winston Link

Maud Bows a Virginia Creeper, Green Cove, 1956. Ogle Winston Link


Maud Bows a Virginia Creeper, Green Cove, 1956. Ogle Winston Link

Luray Crossing, Virginia, 1956. Ogle Winston Link


Luray Crossing, Virginia, 1956. Ogle Winston Link

Tren Birmingham Special llegando a Rural Retreat, Virginia, el 26 de diciembre de 1957. Ogle Winston Link


Tren Birmingham Special llegando a Rural Retreat, Virginia, el 26 de diciembre de 1957. Ogle Winston Link

Todas las fotografías que aparecen en este post están expuestas en el Museo O. Winston Link, situado en el centro de Roanoke, Virginia.

Si te ha gustado este post también puede interesarte:

  • Ciudades de noche, sXX
  • Ciudades en la niebla
  • El monorrail de Wuppertal
  • Los túneles de Chiba
  • 3 estaciones abandonadas

  • http://www.facebook.com/joss.ang.18 Joss Ang

    Aunque nunca me interesaron mucho los trenes, debo admitir que me encanta la calidad de estas imágenes; no sabía que esa calidad de detalle era alcanzable en esa época.

  • dennel

    A quien haya interesado este reportaje le recomindo el comic “la doce”, de Schuiten, cuyo protagonista es un maquinista que ve cómo los trenes eléctricos arrinconan a las máquinas de vapor, especialmente a su querido modelo 12.004.

    • http://ibytes.es Cesar Fernandez

      Si, buena obra creo que ha salido hace poco. Esta es la portada del comic.